Translate

lunes, 24 de junio de 2019

LA MEDITACIÓN REAL: “El Camino hacia la Esencia”


LA MEDITACIÓN REAL:  “El Camino hacia la Esencia
           
            El siguiente escrito fluyó al papel en forma de ‘canalización de ideas’; una forma de escritura fluida y sin interrupciones que el escribiente (A.B.) deja aflorar desde su conciencia interna (cuya fuente original es, a veces, de su propio ser álmico, y otras veces, de Instructores Internos con los cuales el canal se pone en sintonía). Por lo tanto, este escrito sobre ‘la Meditación’ no pretende ser un examen completo sobre el tema, el cual, se verá, que es de gran complejidad si se aborda su estudio detallado. Esta ‘transmisión’, sin embargo, deja traslucir interesantes conceptos sobre la esencia y naturaleza de “la Meditación Real”, pudiendo llegar a cuestionar, inclusive, algunas estructuras mentales o concepciones de los lectores y estudiantes a cerca de esta temática.
             


            22-06-2019.


                                                          AUDIO


Sintonicen con la Paz del Sol espiritual.
Abran sus corazones a la Paz Solar de La Presencia.
La Meditación en el SER, es el camino.

         Eviten las distracciones de los sentidos físicos y de los deseos”.
       Muchos estudiantes emprenden el sendero de la Meditación y encuentran inconvenientes y obstáculos con las distracciones de la mente inferior. La inconstancia es una de las consecuencias de las distracciones de la mente, ya que al perder el enfoque de la Meditación por los deseos y atracciones sensoriales, la mente se pierde en laberintos e ilusiones.

         La Meditación es ‘un sendero’ y, a la vez, ‘una meta presente’.
     El “sendero” es el discernimiento constante; “la meta presente” es la ‘contemplación’ en el Ahora.
         ‘La serena contemplación’ ocurre cuando la mente se funde en el Ser (la “esencia de ser”, que es Unidad) y permanece en un estado de paz profunda, pudiendo así revelarse “la Virtud”…
     En dicha “contemplación” no hay ‘observador’ separado de ‘aquello observado’, sino que hay un estado de “unidad contemplativa”, podríase decir, en el cual ‘el meditador’ ya no existe; ‘solo hay Meditación fluyendo’…, porque Meditación es el Ser intemporal revelándose a Sí Mismo

         La Meditación es un suceso interno intemporal”, pero el estudiante llega a ella, o bien “es arrobado” hacia el estado de Meditación, cuando ha aprendido a “sintonizarse” con el Ser (o ‘Yo-esencia’), evadiendo, como dijimos, las distracciones kamamanásicas.

         El término “sintonización” es el correcto aquí.

         Sintonizar’ es el primer paso, y lo puede hacer el principiante realizando un trabajo de concentración sostenida. El estudiante puede comenzar la práctica (en una postura corporal cómoda, con la columna vertebral erecta) concentrándose en su respiración o enfocando su mente en algún símbolo de elevación espiritual (que puede ser una imagen, un mantram, etc.). Cuando ‘la sintonización vibracional’, que es la concentración en el símbolo elegido, logra efectuarse, notándose esto en un estado de mayor calma interior, entonces, la Meditación ‘puede llegar’ abriéndose paso desde Lo Alto del SER, utilizando el canal abierto por ‘la sintonización consciente’.

         Obsérvese que sintonización es una actividad consciente de la mente y precisa de cierto esfuerzo durante el enfoque de la mente en la concentración; mientras que la Meditación ‘sucede’, ‘llega’ desde Lo Alto (o desde “lo Profundo”) y riega a la mente con Lo Nuevo.

      Podríamos decir, para profundizar en la anterior idea, que la sintonización es ‘un esfuerzo constructivo’ y de elevación vibracional de los cuerpos y de la conciencia a través de la concentración en elevados ideales (el símbolo).

         Sintonización es colocar ‘el dial de la mente’ en una elevada frecuencia psico-espiritual, la más elevada que el aspirante sea capaz de encontrar y concebir con su comprensión.

         Con ‘la sintonización’ el estudiante “construye el Cáliz energético” al cual descenderá, a su debido momento álmico, la Presencia Espiritual. Esto último es MEDITACIÓN, y puede revelarse en diferentes gradaciones y cualidades de Energía-Esencia. Por eso es que en Yoga se dice que existen varios y diferentes niveles de Samadhi(*)

     Muchos estudiantes llaman meditación al estado de concentración sostenida, pero la verdad es que todo acto volitivo, es decir “de esfuerzo” del yo individual, “de búsqueda”, no es aún Meditación, sino “sintonización”, o lo que podría entenderse como “los pasos preliminares que van preparando a la verdadera Meditación”, que cuando llega no es dirigida a voluntad ni puede ser guiada por la mente, ya que cuando sucede, la Meditación se guía a sí misma, pues ya no hay ‘ego’ que la dirija.

“Meditación es plenitud en ausencia del yo”…

         Para que la Meditación profunda (o “Meditación Real”) suceda, la mente debe estar, además, libre de conflictos y escollos psicológicos, es decir, que debe existir “la capacidad de auto-limpiarse de conflictos cotidianos”, con observación e inteligencia reflexiva, para no reprimir ni guardar nada conflictivo e inconcluso en la mente subconsciente…
         Esta “limpieza interna” requiere de un estado de alerta permanente para poder ver los hechos tal como son (sin ‘torcerlos’ a conveniencia…) y requiere de una actitud de “estar dispuesto a morir (egoicamente) en el acto de sincerarse permanentemente… Algunos podrían llamar a esto “sincericidio”. El sincericidio no es un defecto sino una virtud para el que desea transitar el camino de la Meditación, que es el sendero hacia la Verdad.

         Por lo tanto, Meditación es, en primer lugar: vida interna limpia (sinceridad) y pensamiento recto (justo, ecuánime). Este es “el cimiento de la Meditación”.
         Sin esta base, cualquier intento de meditar no traerá buenos frutos, porque estará faltando la base, el cimiento…, condición sine qua non de la Meditación real.
         Sobre ese cimiento sólido y firme de la vida interna limpia y recta, comienza ‘la construcción’ del “Hogar vibracional” que habrá de venir a habitar la Superior Presencia espiritual “cuando ya la construcción sea habitable”…

         (Considérese que estos ejemplos figurativos o simbólicos intentan ir develando eventos que son enteramente “energéticos”, tanto en la conciencia como en los vehículos).

         La “construcción” que el practicante efectúa sobre ‘el cimiento interno’ ya citado, es ‘preparación con ejercitación mental’ (concentración – sintonización).

         Estos dos pasos: 1- ‘el cimiento’ de la conducta y 2- ‘la construcción’ con la ejercitación mental (sintonización), son los pasos preliminares, en los cuales el practicante – aspirante a la Meditación – puede permanecer mucho tiempo, a veces retomando el camino que ya comenzó en vidas anteriores, para llegar, final y felizmente, al “encuentro interno” que es “LA MEDITACIÓN REAL”.

         La Meditación Real no se hace…, “sucede”…, “florece”…, pero no sin haber efectuado antes un probado sendero preparatorio creando “el canal interno” que hace posible el ‘descenso’ de la Presencia Solar…

         Dicho de forma más metafórica…, “la planta no crece ni florece sin antes haberse sembrado la semilla en tierra debidamente abonada y haberla regado a través de las semanas y estaciones… El jardinero solo puede preparar el terreno, sembrar la semilla en suelo fértil y regarla…, pero cuando la semilla germina y brota, a partir de allí su crecimiento y florecimiento lo realiza su propia e interna naturaleza, y el jardinero, en este estadio, solo puede limitarse a contemplar la maravilla de la Obra Natural…”
        
         Técnicas o métodos de meditación existen muchos (que cubren las distintas necesidades energéticas de las almas según su Rayo y sus progresos), y cada religión tiene sus sistemas, pero “el sentido”, la comprensión de la esencia de la Meditación, es una y la misma para todos los sistemas y métodos.
         Quien no entiende ‘la esencia’, ‘el real significado’, ‘el sentido’ de la meditación, puede vagar de un sistema en otro por muchos años…, sin hallar comprensión; pero quien entiende verdaderamente ‘el sentido’, ‘la esencia’, puede entonces seguir un método de meditación elegido (por sintonía interna o ‘afinidad’) o no elegir ninguno en absoluto y fluir libremente, intuitivamente, sin reglas, porque quien comprende ‘el sentido’, se halla en el umbral mismo de la Meditación Real.

El Sendero de la Meditación, es el camino hacia ‘el sentido’,
Hacia ‘la Esencia’…

Paz, en los corazones de los aspirantes a ‘la Meditación Real’.
        

---------------------------------


(*) Samadhi: Vocablo sánscrito empleado en Yoga, que puede traducirse como contemplación extática o contemplación divina, estado que se produce en la conciencia que ha penetrado más allá del estado ordinario de la mente (que puede ser denominado “supraconciencia”). Algunos estudiantes, especialmente los que siguen las enseñanzas del Raja Yoga, separan a la meditación (dhyána) de la contemplación divina o ‘arrobamiento extático’ (samádhi), pero estos serían, en realidad, diferentes niveles o profundidades de MEDITACIÓN.  Lo cierto es que en ‘la Meditación Real’ el ego (la autoconsciencia personal) pierde las riendas de la dirección de la Meditación,, y lo que fluye es la Presencia de una Energía de PAZ y Armonía que influye en la mente, aquietándola naturalmente, y en el cuerpo físico, relajando al máximo al sistema nervioso (pero sin adormecerlo). Puede suceder, en ese estado que hemos denominado aquí “Meditación Real” que se sienta una gran Paz en el vacío mental, o que en medio de dicha Paz irrumpan comprensiones inusitadas y esenciales nunca antes sospechadas, o que se amplifiquen los sentidos internos en medio de la paz circundante…; o que se pierda noción del ‘sí mismo individual’…, etc., siendo cada uno de estos y de otros casos, niveles y/o aspectos diferentes en la profundidad de la Meditación. En Yoga corrientemente se han definido las profundidades del Samadhi (o Meditación Real) sintetizándolas en dos niveles: Savikalpa samadhi y Nirvikalpa samadhi (esta última de mayor profundidad que la primera), pero quien esto escribe ve en ello una simplificación de un tema mucho más complejo y profundo, ya que existen muchos niveles y subniveles en la supraconciencia que el viajante en la Meditación puede llegar a vivenciar…
            La conciencia más sabia y madura, es aquella que no se atribuye a sí misma ningún resultado de la Meditación, volviéndose en cambio naturalmente humilde, así como respetuosa y devota de este Sendero Interno…

                                                                              (Escriba A.B., de EISA)






jueves, 10 de julio de 2014

16- LA “MEDITACIÓN-CIMIENTO”

Amados discípulos de la Vida:
                                                 Mantened vuestra vista fija en el rumbo espiritual. El rumbo espiritual es el Sendero de la UNIDAD DE LA VIDA. Éste, es el verdadero “rumbo espiritual”, no hay otro.
Vuestro caminar puede ser particular, diferente al de otros hermanos, vuestra forma de viajar y los ‘parajes’ donde tomar descanso interior podrán no ser los mismos que los que otros hermanos toman…, pero entended que la meta, es para todos la misma: LA CONCIENCIA DE UNIDAD.

Trascender las limitaciones, las separatividades, las ilusiones y los espejismos es tarea de todos los peregrinos, ya que no podéis encontrar la Verdad vibrante de la ‘Vida Una’ si vuestras mentes conservan confusiones y separatividades de todo tipo. Es necesario entonces superar la separatividad, en todos los planos y áreas de la vida, para llegar a la Unidad.
La base de esta comprensión es la siguiente: vais por la vida como “sujetos”, rodeados de “objetos” y de “otros” seres…Veis todo con esta óptica: “yo, y lo demás”. Esto, es consciencia dual, y debéis trascenderla, superarla, con “conciencia de unidad”.

 ¿Cómo hacerlo?, podrá ser la pregunta de quienes apenas estén comenzando.

Ahondad en el estudio, en el conocimiento de sí mismo, en la naturaleza del “yo”. Profundizad en la palabra “YO”. Llegaréis a trascender así la noción del yo personal, psicológico, y veréis que existe una AUTOIDENTIDAD que trasciende las fronteras y limitaciones de la mente condicionada. Veréis que el verdadero YO, el SER, es mucho más, mucho más que vuestros particulares deseos, proyectos, profesión, nacionalidad, emociones, ideas, etc.; todo lo cual es ilusión y limitación Veréis que el verdadero YO es inmortal, eterno e infinito, sin limitaciones. Entonces, cuando digáis conscientemente “YO SOY”, ya no será con identificación meramente personal, sino con comprensión de algo muy superior y trascendente, mucho más amplio que vuestro propio círculo de atracciones y repulsiones, afectos y odios, deseos y aversiones. Veréis que cada vez que digáis con consciencia “YO SOY” vuestro corazón estará palpitando cada vez con más fuerza en la Unidad de Vida, y dejaréis así de emplear la palabra ‘Yo Soy’ para hacer referencia a ilusiones y espejismos.

Esta lección no es nueva, como los alumnos versados podrán ver, pero lo será para muchos que han llegado a estos escritos y que recién comienzan el Sendero interior. Es nuestro deber señalar una vez más este Sendero, el que toda alma humana debe recorrer, siendo ese Sendero el Retorno al gran “Hogar”, del cual todas las cosas han nacido.
Ahondad en esta lección: el “YO SOY” debe ser abordado con nueva comprensión, y así vuestra vida cambiará rotundamente, radicalmente, pues estaréis saliendo del plano de la limitación y reencontrando una Fuente inagotable de Sabiduría de la Vida.

LA MEDITACIÓN EN EL “YO”
ES LA PRIMERA PARA CUALQUIER ESTUDIANTE,
ES “EL CIMIENTO”.

Ahondad en esta clave, y relacionad todas las transmisiones que hemos entregado, que enhebran nuevos y simples aspectos del Conocimiento. Una vez más os decimos: Sed dóciles al “llamado interior”.

Nuestra Paz es vuestra.


                                                 Concilio de ERKS







15- La Meditación como "Indagación Profunda"

UN CAMINO AL DESPERTAR

Meditad en lo profundo de vuestras almas. Meditad en la Vida, en su significado y Propósito. Meditad hondamente en ‘qué sois’ como entes evolucionantes y en cuál es vuestra ubicación en la escala evolutiva. ¡Investigad!

El estudio es de fundamental importancia para el peregrino que se está abriendo al despertar espiritual. Leed, investigad, indagad profundamente el sentido de las cosas, no os quedéis solo con lo superficial de las respuestas pre-consabidas. Las grandes religiones, por ejemplo, tienen respuestas dogmáticas a los grandes interrogantes del mundo y de la existencia, pero no os servirán de mucha ayuda si no sois indagadores profundos. Contentarse con respuestas de segunda mano, es decir, explicadas por otros hermanos, solo puede servir como punto de apoyo en vuestro salto al más allá, como punto de partida de un viaje interno al cual accederéis con la energía de la creativa reflexión e inteligencia. No os quedéis con respuestas armadas, porque por más sugestivas y convincentes que puedan “sonar” al principio, no podrán llevar  más allá al peregrino. Necesitáis del impulso de la energía de la creativa reflexión audaz.

Atreveos a pensar diferente, salid de los límites de las creencias mundiales. Existen muchas creencias globalmente aceptadas que son erróneas, y otras que son ciertas, pero con fallas. Id más allá de todo. Cread el “puente” entre ‘el viejo mundo’ plagado de condicionamientos e ilusiones ancestrales, y ‘el mundo nuevo’ donde brilla por sí mismo el Sol de la Verdad. Ese PUENTE será creado por vosotros mismos, con la energía creadora del PENSAMIENTO; pero no del pensamiento mecánico, irreflexivo, sino del pensar creativo y original.

La mayoría en vuestra Humanidad de superficie no emplea el pensamiento creativo, sino que simplemente se mueven a través de la costumbre. No existe el esfuerzo mental pujante, original; en la mayoría es visible que esa condición, es inexistente, ya que solo lo poseen los aspirantes y discípulos de la Vida. La mayoría aún duerme en su sueño de costumbres y hábitos de sentimiento y pensamiento que producen karma, lo cual lleva al proceso prolongado de reencarnaciones. Este proceso de tener que nacer una y otra vez, termina cuando comienza la vida interna consciente y el discípulo llega a la Libertad; es decir, se libera de la tortuosa marcha de la ignorancia que lleva al dolor repetido; porque donde entra la luz del creativo pensar y ser, las sombras de la ignorancia desaparecen, quedan eclipsadas por la nueva Luz de la Conciencia.
Es por este motivo que os pedimos que meditéis hondamente, que seáis creativos en vuestras reflexiones, y en esto os puede ayudar la fantasía, el cuento; sí…, como lo escucháis. Atreveos a volar con la imaginación para despegar de la forma rígida de ver y pensar. Hablamos así, porque vemos que, a muchos estudiantes les sucede que, si no toman un camino alternativo, como puede ser el del arte, la poesía, o el juego, el mito, etc., no saben llevar su pensamiento más allá de la ideas tradicionales; les cuesta mucho “despegar” de las corrientes de pensamiento tradicionalmente aceptadas.

Id más allá! Por eso os decimos que el juego imaginativo os puede ayudar a despegar, para iniciar el viaje a las profundidades de lo desconocido, donde el verdadero Conocimiento vibra y brilla por sí mismo.
Las “verdades” filosóficas y religiosas se han convertido solo en un reflejo de la Verdad, se han transformado en doctrina, creencia tradicional y cultura. Podréis encontrar en todo ello un incentivo para el comienzo de la búsqueda, pero no os quedéis allí, no os conforméis con eso. Sed audaces en vuestro viaje. Debéis serlo, ya que debéis llegar lejos, muy lejos… en comprensión, y las “verdades prestadas” solo os pueden llevar al primer puerto, no más…

Nosotros, que transmitimos estas señales de guía interna, ya hemos recorrido esa parte del viaje interior que muchas almas humanas deben iniciar, es por ello que podemos hablar de esta forma. De todas maneras, no toméis estas transmisiones por ciertas solo por fe…; evaluad en vuestro fuero íntimo todo lo que se os dice. No hablamos para que creáis ciegamente, irreflexivamente nuestras palabras, sino para que iniciéis un camino de indagación y búsqueda interna, el cual muchos ya habéis comenzado. Ese es el fin de estas transmisiones, no otro. No buscamos “seguidores”, sino conciencias capaces de ver su situación real y de liberarse de la esclavitud de la ignorancia; y esto, queridos hermanos, de cada peregrino dependerá. Quienes estén resueltos y determinados, lo lograrán. En las actitudes y acciones está la verdad.

En Luz y armonía os saludamos,


Hermanos de ERKS




14- Meditación y Unidad de Vida


            El Sol en la Tierra necesita del despertar consciente de los humanos. Este despertar, es por un lado el RECUERDO de la esencia cósmica de muchos espíritus solares descendidos a la forma humana; y por otro lado ese despertar se refiere al pasaje de una conciencia dual y condicionada por las ilusiones de la forma, a una conciencia de unidad, sin fragmentaciones.
            Al primer tipo de despertar, RECORDAR QUIÉN SE ES A NIVEL CÓSMICO-SOLAR, hemos dedicado varias transmisiones ( http://recuerdos-siderales.blogspot.com.ar ). Esta transmisión estará dirigida al segundo aspecto del DESPERTAR, es decir, al desarrollo de una conciencia unitaria, inclusiva, hermanada con todo, y sensible a todas las formas de vida. Este segundo aspecto del despertar a nivel espiritual es lo que llamaremos:

DESPERTAR A LA UNIDAD DE LA VIDA

            Para obtener dicha conciencia, el hombre debe transitar antes un camino de conexión con la Tierra, es decir, debe comenzar a identificarse con todo lo creado, con toda la Creación. La Madre Naturaleza ofrece esta opción de despertar espiritual al hombre. Este sendero es el de la MEDITACIÓN, para un encuentro fecundo y profundo, lleno de vitalidad, con la vida natural; con las plantas, la tierra, el aire, los animales, y con todos los elementos llenos de palpitante vida que la Naturaleza ofrece.

            Este Sendero, el de la MEDITACIÓN y consecuente reencuentro espiritual con la unidad de la vida, es el que han tomado millones de almas en la Tierra, aprendiendo a soltar sus limitaciones humanas, es decir, a trascender sus egos construidos de materia ilusoria. Es en este sentido que existe una gran AULA en la Escuela-Tierra que enseña este proceso de unidad con toda la Creación, con la Naturaleza; y es en esta “aula planetaria” donde se hallan tantas escuelas de meditación que han venido a la manifestación en diferentes épocas de vuestra historia. Así podréis encontrar muchas vías de desarrollo donde la meditación es el punto en común, aunque las técnicas o modos empleados puedan ser diferentes, y donde la meta es la armonía y unidad con la Vida.

            Invitamos a todos los seres humanos, sin distinción, a tomar la vía del despertar espiritual referente a la “conciencia de unidad”; porque éste es el despertar más importante, el que todas las almas tarde o temprano deberán transitar, más allá de las particulares lecciones que por necesidad cada cual tenga.
La vivencia y conciencia de la unidad de la vida es  una meta común para todos, para todas las almas, sin distinciones.

Este Sendero, el de la UNIDAD, es “espiritualidad”

            Vemos que en la confusión reinante en esta época el hombre ha empleado la palabra “espiritual” de diferentes maneras, especialmente en estos tiempos, donde existe un auge de estos temas; y muchas veces esta palabra ha sido erróneamente interpretada y empleada. En primer lugar hay que entender qué es el ESPÍRITU, y recién entonces podréis ver qué es “espiritualidad”.
            El ESPÍRITU es el Ser Universal, indiviso, eterno y omnipresente; es el “UNO” sin nombre, aunque con ‘muchos nombres’ se ha intentado designarlo según las diferentes religiones y filosofías de la existencia. El ESPÍRITU es el SER, el UNO, a partir del cual y en Quien todas las formas existen, desde galaxias, soles, planetas, seres…, etc. Existe sólo una única PRESENCIA en todas las cosas, y es el SER o ESPÍRITU  UNIVERSAL.

            Por lo tanto, “espiritualidad” es volver a la unidad, es reencontrarse con la Vibración y Verdad de esa ‘Presencia’, que no conoce fracciones ni divisiones, sino que está integrada y es inmanente a las infinitas formas que pueblan el Cosmos Sideral.

            El despertar a la “espiritualidad” es, entonces, un camino a La Unidad; este es “el Sendero”; y la meditación, o contemplación, es la práctica que conduce a dicho Despertar de Conciencia, o bien, el reencuentro mismo con ese glorioso estado.

            ¡Activad en vosotros la correcta Meditación!

            Investigad en este sentido, y llegaréis a las puertas de un vital Conocimiento y Comprensión.

            Afianzad la Luz de estos conceptos.


Que la Paz de la Unidad despierte en los corazones





lunes, 16 de junio de 2014

13- ESPEJOS DE LUZ-PAZ-AMOR





“ El Sol pulsa radiaciones de Paz,
El Sol pulsa radiaciones de Luz,
El Sol pulsa radiaciones de Amor Divino.
Desde el corazón del Sol, como Ángeles en vuelo,
descienden “Lenguas de Fuego” a la Tierra.
Estas emanaciones portan frecuencias de un Nuevo Tiempo,
de una Nueva Conciencia, de un Nuevo Hombre.
¡Benditas las almas que pueden integrar e irradiar esta ‘Presencia’! ”.


            Meditad en estas frases; dejad que resuenen como mantras en vuestra interioridad. Aquietando vuestros parloteos mentales podréis sentir el eco resonante de estas verdades en vuestra conciencia.
            Al entrar en meditación, es decir, en el silencio y palpitante vibración de “La Presencia de la Vida” que os compenetra más allá de los circuitos de las hondas mentales movidas por emociones y deseos pasajeros; al entrar en la Vibración de La PRESENCIA UNIVERSAL sentiréis la Paz, la Luz y el Amor que manan como un Manantial desde una Fuente Solar inagotable.
            La meditación será vuestra manera de comprobación y certeza, ya que la meditación  hace que los ‘dichos’, relatos místicos y conocimientos esotéricos se tornen ‘experiencias vívidas’, reales y tangibles.

            El lugar del CONOCIMIENTO es de “señalación”; es como ‘un mapa’ que os muestra el camino interno a recorrer y os da confianza y os anima a transitarlo; y la meditación es el tránsito real por el Sendero.

            El peregrino comienza el camino de la vida consciente evolutiva a través de la Luz del Conocimiento, observando el camino a recorrer en “el mapa del Conocimiento”. Pero llega un instante en la vida del alma en el cual el peregrino ya no se conforma con “el reflejo” del Sendero en el mapa del conocimiento, sino que siente la necesidad de transitarlo con sus propios pies, descubriendo, experimentando la Verdad por sí mismo. Entonces relega la intelectualidad pura a un segundo plano (sin descartarla) y comienza a “observar” y a “sentir” los movimientos externos e internos de la Vida, hasta que descubre y ve que entre ‘lo externo’ y ‘lo interno’ no hay separación, son el ‘anverso’ y el ‘reverso’ de una misma cosa… Comienza así el largo y encumbrado camino de “des-ilusión” que conduce a la mente desde la condición de separatividad al estado de unidad.

            El CONOCIMIENTO es fuente de Vida y esperanza para las almas sin rumbo, para todas aquellas mónadas peregrinas que en sus “envases álmicos humanos” transitan el nivel de experiencia material, teniendo que vagar por caminos de error, confusión y oscuridad, antes de encontrar algo más seguro en donde poder reposar…
            Después de un largo peregrinar por la vida material, encarnación tras encarnación, experimentando el placer y el dolor, las mónadas peregrinas en sus “burbujas álmicas” encuentran el Oasis del GÑANA, “El Conocimiento”, al cual ya no abandonarán jamás mientras dure la Instrucción interna. Este período álmico es el “probatorio”, antes de entrar en el extenso Sendero Iniciático; y la Iniciación de la Conciencia comienza cuando la “Instrucción Interna” ha llegado a cierto nivel que produce por atracción magnética, y según la necesidad álmica evolutiva, “LAS PRUEBAS”.
            Cuando las Pruebas Iniciáticas comienzan se puede afirmar que el alma ha puesto firmemente sus pies en el Sendero de la evolución consciente; y en cada avance sale el peregrino cada vez más de los caminos oscuros de la materia, es decir, del aprendizaje inconsciente por el dolor. Esto no significa que el dolor desaparece por completo, pero se alquimiza y se sublima, según el nivel de CONCIENCIA CONSCIENTE que el alma va conquistando.
            Todo esto es un proceso energético, y el percibirlo es MEDITACIÓN. Se observará que aquí no se está hablando de “técnicas de meditación”, que las hay muchas y muy variadas, sino de una Meditación Única que se desprende naturalmente del proceso álmico iniciático.
           
            Esta Meditación no es buscada, “practicada”, no es un “método” o “práctica” especial o particular, sino un estado consciente-reflexivo y muy dinámico, de constante aprendizaje, que mana del alma.

            Esta es la verdadera MEDITACIÓN, donde no hay lugar para el “deseo de ser”, para la “ambición de logros” y metas espirituales y metafísicas…, todo lo cual, en el fondo, es energía del ego inferior o yo psicológico.
            No estamos echando por tierra a las múltiples técnicas de meditación que existen en el mundo humano, sino mostrando que, aunque pueden se útiles y necesarias en una parte del Sendero de la Conciencia, tarde o temprano revelan su condición de “insuficientes” para el individuo, ya que las técnicas no pueden dar la Sabiduría. La Luz de la Sabiduría manará del alma por sí misma cuando el Manantial Interno se haya llenado, y el ‘Agua’ pueda entonces fluir sin barreras”.

            Quien conoce las líneas del conocimiento esotérico sabrá muy bien de lo que estamos hablando: “Solo cuando el Cuerpo Causal (Burbuja álmica, Flor álmica o Loto Egoico) se ha llenado de Comprensión, puede el ‘Agua de Vida’ (Sabiduría) fluir, y la Flor de la Vida en el corazón de la Burbuja, emanar sus aromas (Amor).

            Hasta que tal proceso de maduración del alma humana no llegue a cierto punto de progreso, de poco le servirá  seguir técnicas de meditación desde la concentración mental, ya que todo ello pertenece a lo exotérico, y porque la verdadera meditación es esotérica, y llega como emanación de la Mónada y el Alma hacia la región de la Personalidad.
            Cuando esto es debidamente entendido, la actitud del estudiante con la Meditación va cambiando, gracias al “conocimiento” interno.

            “El corazón del Sol pulsa radiaciones de Paz, pulsa radiaciones de Luz, pulsa radiaciones de Amor…”, dijimos al principio de este contacto; y estas palabras son manifestadas como “indicadores” de una verdad que cada estudiante deberá reconocer por sí mismo, aprendiendo a aquietar las energías de sus vehículos inferiores, para poder así “percibir”, “sentir” e “intuir”. La contemplación directa de esta verdad es MEDITACIÓN.

            Compruebe cada estudiante la verdad que emitimos en palabras y frases con su propia experiencia. Al hacerlo, en “espejos” de esa PAZ, de esa LUZ, y de ese AMOR os convertiréis.


PAX CRISTI

INSTRUCTORES INTERNOS






lunes, 12 de mayo de 2014

12- CUMBRES DE LUZ

CUMBRES DE LUZ

         El Nuevo Orden de Consciencia que está ya naciendo en la Humanidad está formado por todas aquellas almas que vienen viviendo 2 grandes procesos energéticos durante su evolución.
          El “despertar” para el peregrino tiene 2 direcciones, y estas son:

1-    Recibir en los vehículos (cuaternario inferior) la afluencia de los Cielos del Espíritu, que descendiendo como Fuego Sagrado y Blanca Paloma van limpiando, activando y modificando la vibración de los centros de energía (chakras) desde el coronario al básico.
2-    El surgimiento de la Energía-tierra que asciende desde el centro base hasta los cielos de la corona, fusionándose con el Fuego eléctrico del Espíritu y haciendo nacer de esta forma la Conciencia Solar o Crística.
 
         Estos dos procesos, el “descendente” y el “ascendente” son producidos por un movimiento natural de las energías internas sin esfuerzo de la voluntad consciente para que ello se produzca.
          He aquí una explicación sintética de la actividad de los Fuegos durante estos procesos:

          El Sol espiritual envía sus Rayos desde Lo Alto, los cuales, penetrando por la coronilla van iluminando y energizando los centros, abriéndose paso por el canal vertebral, hasta que la Luz llega a la Base de la columna. Esta Luz del Espíritu (Padre), hace brotar la semilla que sembrada está en la tierra (Materia, Madre). Su tallo de energía divina crece y asciende por el mismo canal por el cual descendió el Rayo Eléctrico del Espíritu. Al llegar al corazón, el tallo se abre en un capullo el cual se va abriendo en 12 pétalos (rayos o cualidades) emanando un aroma dorado de Amor-Sabiduría. Es este perfume luminoso el que ahora asciende desde el corazón hasta la cúspide de la cabeza. Una vez allí, en la coronilla, se abre otro capullo con 1000 pétalos, 12 pétalos internos son dorados (“el cardíaco coronario”). Un Sol se enciende en la cúspide cerebral, y el aroma de esta flor asciende hasta el Sol del Espíritu desde donde procedió la primera exhalación de Energía en descenso, cerrándose así el sagrado círculo entre el Cielo y la Tierra.
         El corazón del peregrino se ha transformado en una gloriosa flor abierta llena de Paz y Amor, y su coronilla encendida como un Sol de Luz, conforman El Nuevo Orden al cual arribará la Humanidad preparada.

         El proceso energético descrito ocurre a través de sucesivas encarnaciones una vez que el alma peregrina entró en el Sendero Iniciático. Durante este proceso va ocurriendo una natural y ordenada transpolación de las energías de los centros inferiores hacia los superiores, y los pétalos del loto del corazón se van abriendo progresivamente en virtud de la evolución que sucede gracias a la capitalización de las experiencias de la vida como COMPRENSIÓN.
         Durante este trayecto interna y esotéricamente planificado hacia la autorrealización espiritual el hombre pasa por diferentes pruebas, obstáculos que debe superar. El peregrino avanzado, toma a cada obstáculo en su camino como una oportunidad más para escalar hasta la cumbre de la Conciencia de Amor-Sabiduría. Solo aquellas almas humanas que están en decidida escalada hacia esa “cumbre” de Luz serán las que constituyan la Nueva Humanidad. Este es el “NUEVO ORDEN” que está en marcha.

PAZ EN LOS CORAZONES